Sólo por amor

por | Ene 3, 2022

Imagina sus ojos, sus manitas, la carita de sueño que tiene al llegar a este mundo. Imagina todo un Dios, es su grandeza y perfección, transformado en lo más pequeño y delicado. Imagina lo que es verlo ahí, en un pesebre, al rey de los reyes; sin banderas ni bandas sonoras, sin millones de pesos, sin más público que pastores y animales de granja. Imagina su sonrisa hacia tí, su mirada diciéndote mil cosas. Ese bebe que resplandece bajo la noche fría es Dios; y ese Dios, no necesita un estadio para que el mundo sepa que vino, no necesita trompetas y carteles. En su humildad, nos muestra como el rey de reyes viene discretamente como un niño cualquiera. Nos muestra cómo su venida no fue para llamar la atención ni para mover a todo el mundo. Él vino aquí sólo por amor. Se hizo hombre sólo por tí y por mí. Y en la Navidad, muchas veces se nos olvida que todo el punto de que Dios ha venido es el amor que nos tiene. Llegó y vivió para salvarnos. Nació para morir por nosotros. 

Amor Jesus

Pero que esto no te entristezca, porque este niño Dios te está mirando con ojos llenos de cariño. Este bebe quiere que lo lleves en brazos. Imagínalo, ¡sostener a todo un Dios en nuestras pobres manos! A veces puede dar miedo estar cerca de un ser tan lleno de amor, a veces cargar al Hijo de Dios puede parecer una tarea complicadísima: “¿qué tal que se me cae? ¿Qué pasa si no lo sostengo bien? ¿Y si mis manos están demasiado frías?”… Pero él te lo pide a tí. Aún con tus defectos Cristo te pide que te dejes amar por él, que te dejes salvar por él. Quiere que lo cargues para que él pueda recargar tanto amor en tus hombros, para que veas como quiere hacerse pequeño para engrandecernos a todos.

El único regalo que te pide es tu amor y tiempo, tu disponibilidad para que él pueda hacerte feliz. Muchas veces, podemos perdernos entre tantas actividades. Podemos llenar nuestra vida con cosas superficiales y olvidarnos de ver lo que de verdad importa. Este mes de Diciembre, Cristo viene a tu corazón. Quién más te ama en este mundo llega para alegrarte, para llenar de luz nuestras vidas. No dejes que el mundo te oscurezca tu corazón, haz espacio para dejar entrar esa luz que tanto ilumina. Deja que el amor llegue dentro de tí, deja que Dios sea parte en tu vida.

Está época del año se puede describir con mil palabras: alegría, paz, regalos, familia, etc. Pero, si hay una palabra que puede definirlo todo, es amor. Si hay amor, hay felicidad, hay luz, hay hermandad y unión. 

No hace falta nada más para encontrar la felicidad, sólo se necesita un corazón abierto y esperanzado; un corazón que quiera y busque lo mejor en los demás. El amor muchas veces está en la pequeñez, en los detalles del día a día; está en la humildad, en la vida cotidiana. No hay que esperar grandes ocasiones para amar, sino volver extraordinario aquello que es cotidiano.  ¿Qué no Dios, en su pequeñez, nos dió el regalo más hermoso de todos? En la humildad encontrarás la felicidad. Nuestra propia gloria o nuestros actos buscando el propio bien no nos harán realmente felices. Si quieres ganar el cielo, haz el bien sólo por amor. Ahí está la clave. Ya ves que no hace falta una gran audiencia, sino un corazón dispuesto.

El mejor regalo está dentro de nosotros; el mejor regalo es ese cariño y ese tiempo que damos a los demás. El Rey del Universo nos muestra cada año como viene al mundo sólo por amor, sólo para abrirnos las puertas del cielo y dejarnos entrar. Ese es el verdadero anuncio de la Navidad, ese es el mensaje oculto que tantas veces no vemos. El árbol, el Nacimiento, las luces, los adornos, la corona…todo es para recordar que un bebé nacido en la fría noche, sin que nadie se diera cuenta, nos salvó sólo por amor. No hizo falta una gran llegada o una vida cómoda; con tal de salvarnos, Dios hace cualquier cosa. 

Déjalo entrar en tu vida, deja que ese amor te llene por dentro y te haga saber que no necesitas ser perfecto para poder estar con Dios, él ha querido estar contigo desde antes del momento en que abrió sus ojos.

Comparte este artículo:

Vistas: 3

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Audioblog ¡Nuevo!
Audio Blogs Challenge Internacional

¡Nuestras palabras cobran vida! Escucha y descarga nuestros artículos en formato audio narrados por sus propios autores.

Categorías
Síguenos en:
Experiencias
Artículos Recientes
Estamos vivos y vivimos

Estamos vivos y vivimos

Imagen de Brian Merrill en PixabayCada uno ve la vida con los filtros de su historia personal y así se puede comprender tal o cual debilidad de los padres al crecer. Entender cómo vivieron y las relaciones que tuvieron, la etapa histórica y generacional que les tocó...

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Imagen de hosny salah en Pixabay Es Octubre, 17, y la guerra continúa. Han pasado ya once días y el conflicto y las tensiones siguen y escalan. Mucho de lo que escuchamos en los medios son misiles, amenazas, desplazados, gente desaparecida, cifras impresionantes de...

La Congruencia: una forma de ser bastante olvidada

La Congruencia: una forma de ser bastante olvidada

Imagen de StockSnap en Pixabay Si nos detenemos a explorar –para quienes lo somos- nuestro “ser Acompañantes”, muchos expertos como Mearns y Thorne nos hacen referencia a una característica fundamental que no podemos perder de vista: la congruencia. Y en relación a...

La mirada de Dios

La mirada de Dios

Imagen de Ethereaum en Pixabay Cuando cometemos errores, cuando nos equivocamos, cuando vamos por el camino incorrecto, ¿cómo nos mira Dios?, ¿qué pasa si no cumplimos con las expectativas de cómo un buen cristiano debería ser y caemos en el camino? Hace unas semanas,...

Mi caminar con Etty Hillesum

Mi caminar con Etty Hillesum

Ante tantos escenarios llenos de adversidad que actualmente vivimos en el mundo, el encuentro con Etty Hillesum es una bendición de Dios, un regalo para abrirlo y sorprenderse día a día. Y así, con este regalo en mis manos inicié mi caminar con Etty: La dinámica de...

Esperanza y desesperanza

Esperanza y desesperanza

Imagen de Benjamin Balazs en Pixabay Desde hace más de un año tengo el gusto y el honor de pertenecer a un grupo de mujeres, las cuales nos reunimos una vez por semana en un curso llamado Entrenamiento cognitivo impartido por Verónica Corti. En estos encuentros nos...