La manera en que percibimos la realidad y cómo la procesamos determina nuestras acciones

por | Dic 18, 2023

Se ha demostrado de manera científica que nuestras percepciones de la realidad se encuentran teñidas por cuestiones puramente subjetivas. En realidad suele decirse que “no percibimos las cosas como son sino como somos”; y ésta es una afirmación que debemos considerar.

Si bien nuestra percepción se inicia a través de los canales y registros sensoriales como son básicamente nuestros cinco sentidos, no podemos evitar que en el camino de la decodificación de la información que captamos del medio, se “cuelen” nuestras propias imaginaciones acerca de dicha información que, nos generarán los sentimientos que luego nos conducirán a la acción.

Este imaginario que muchas veces nos conduce a falsas “interpretaciones” está constituido por nuestros pensamientos, creencias, prejuicios, opiniones, actividad de la fantasía, etc., que nada tienen que ver con la realidad. Es por ello que resulta clave –si deseamos vivir más conectados con la realidad- que podamos deconstruir lo que construimos en la percepción para separar lo obvio de lo imaginario.

 

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Lo obvio es aquello que captamos a través de nuestros sentidos y lo que forma parte de la “realidad consensuada” –la que la mayoría considera como realidad-. Sin embargo, en ocasiones no son estos indicadores los que guían nuestras acciones. Solemos adjudicarle intencionalidad al accionar de los demás –lo que muchas veces nos genera una profunda angustia y sufrimiento; solemos interpretar sus acciones desde nuestras propias necesidades, pensamientos y deseos. Cargamos a aquello que es obvio –como por ejemplo un determinado comportamiento- de un montón de significados que no hemos chequeado, que sólo permanecen en el plano de nuestro imaginario. Y… muchas veces no somos capaces de ver lo obvio…

Si tu pareja no te ha llamado por teléfono (algo obvio), seguramente serás capaz de imaginar una variada gama de motivos: desde que está ocupado, no te tiene en cuenta, se ha olvidado el teléfono, se quedó enojado por un diálogo previo, tiene otros intereses, se olvidó, etc., etc., etc. Sin embargo, nada de esto se ha corroborado aún como real, sino que forma parte de tu imaginario. Y, lo que es importante tener en cuenta aquí, es que cada uno de estos motivos que seas capaz de imaginar, generará en vos distintas cargas afectivas que se traducirán en diferentes formas de actuar. No es lo mismo que creas que no ha tenido tiempo de llamarte que, que estés pensando que ya no le importa la relación.

Y estas consideraciones pueden afectarnos sustancialmente en nuestras relaciones con los demás. Es sanamente deseable que vivamos lo más plenamente posible desde lo obvio que desde lo imaginario.

Y el problema se agrava con dos cuestiones fundamentales:

  1. Cuando le asigno a mi imaginario el valor de verdad y no me atrevo a cuestionarlo. Así es como mis consideraciones se vuelven rígidas e inapelables y no le doy lugar a la manifestación de la verdad.
  2. Por otra parte, en ocasiones nosotros nos imaginamos el imaginario de los otros, y creemos saber lo que el otro piensa, siente, desea, necesita… y actuamos desde ahí sin siquiera consultarlo.

Lo mismo pasa cuando consideramos nuestra propia historia personal, nuestro autoconcepto.

  • ¿Cuánto hay de obvio y cuánto hay de imaginario en lo que creemos acerca de nosotros mismos?
  • ¿Cuánto hay de realidad y cuánto hay de lo que “nos dijeron” acerca de nuestro ser?
  • ¿Cuántos “no puedo” han sido incorporados sin siquiera ser cuestionados?

Te invito a repensar tu relación con vos mismo y con los demás a la luz de sopesar qué lugar ocupa lo obvio y lo imaginario en tu manera de relacionarte y de vivir.

Ahora entiendo el verdadero significado de por qué es necesario morir y resucitar en la Pascua de Cristo Jesús. Es un regalo de vida para toda la humanidad: Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo unigénito”. De este modo, la cuaresma es un tiempo propicio de preparación donde lo mejor está por venir: la fiesta de la Pascua. No basta sólo con quedarse sentado llorando en un luto eterno de cuerpo y alma perdiendo el sentido a la vida misma, pues se trata de llenarse de la fortaleza que sólo Dios puede dar para RE-avivarnos con ese impulso de vida e ímpetu de gozo eterno.

Finalmente, estoy convencida que, en lo más profundo de mi ser, Dios mismo es lo que me da sentido, devolviéndome la alegría de caminar a pesar de las dificultades de la vida misma, sin temor a perder nada, pues vivir a su imagen y semejanza es lo que Jesús de Nazaret vino a enseñarme en cualquier “tiempo cuaresmal”. ¡Vayamos, pues, transitando por la vida con una sonrisa hacia la Pascua del Señor!

Comparte este artículo:

Vistas: 228

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Audioblog ¡Nuevo!
Audio Blogs Challenge Internacional

¡Nuestras palabras cobran vida! Escucha y descarga nuestros artículos en formato audio narrados por sus propios autores.

Categorías
Síguenos en:
Experiencias
Artículos Recientes
Libertad de Expresión

Libertad de Expresión

¿Cuántas veces nos hemos sentido inhibidos de expresar nuestra postura con relación a algún tema en particular? Ya sea por temor a ser juzgados o por vergüenza, muchas veces dejamos de decir. En un mundo en que la libertad de expresión es cada vez más valorada, es...

Mama Antula, llena de Dios

Mama Antula, llena de Dios

Nos acercamos a una maravillosa mujer, María Antonia de Paz y Figueroa, también conocida como María Antonia de San José, nacida en 1730 en la localidad argentina de Villa Silípica, en la provincia de Santiago del Estero, en el sur de Tucumán. Los pobres y los indios,...

Jesús lloró

Jesús lloró

A veces, puede parecer que nuestra vida “normal” y nuestra vida con Dios son cosas completamente distintas. A veces puede parecer que este Dios del que nos han contado sólo existió en la Biblia y se quedó en el cielo, ausente de nuestros problemas. ¿Cómo puede Dios...

Estamos vivos y vivimos

Estamos vivos y vivimos

Imagen de Brian Merrill en PixabayCada uno ve la vida con los filtros de su historia personal y así se puede comprender tal o cual debilidad de los padres al crecer. Entender cómo vivieron y las relaciones que tuvieron, la etapa histórica y generacional que les tocó...

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Imagen de hosny salah en Pixabay Es Octubre, 17, y la guerra continúa. Han pasado ya once días y el conflicto y las tensiones siguen y escalan. Mucho de lo que escuchamos en los medios son misiles, amenazas, desplazados, gente desaparecida, cifras impresionantes de...

La Congruencia: una forma de ser bastante olvidada

La Congruencia: una forma de ser bastante olvidada

Imagen de StockSnap en Pixabay Si nos detenemos a explorar –para quienes lo somos- nuestro “ser Acompañantes”, muchos expertos como Mearns y Thorne nos hacen referencia a una característica fundamental que no podemos perder de vista: la congruencia. Y en relación a...