Libertad de Expresión

por | Mar 25, 2024

¿Cuántas veces nos hemos sentido inhibidos de expresar nuestra postura con relación a algún tema en particular? Ya sea por temor a ser juzgados o por vergüenza, muchas veces dejamos de decir.

En un mundo en que la libertad de expresión es cada vez más valorada, es importante entender que se necesita para poder ejercerla de manera efectiva.

En primer lugar, debemos saber que la libertad de expresión es un derecho humano de raigambre universal. La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) establece en su artículo 19 que todos y cada uno de nosotros tenemos garantías para hablar, escribir e intercambiar información e ideas a través del medio que resulte más apropiado para difundir el pensamiento y hacerlo llegar a quien resulte destinatario, sin temor a represalias, censura o sanciones posteriores. De igual modo, lo hace la Convención Americana sobre Derechos Humanos en su artículo 13.

 

Expresarme libremente no significa que imponga mi opinión a los demás, sino que tengo el derecho de expresarla sin ser juzgado o discriminado. Ello implica respetar la opinión de otros, incluso si no estoy de acuerdo. Pues, las opiniones no son ciertas, sino que son interpretaciones de la realidad con las que otros pueden o no coincidir, tomar postura, reafirmar sus creencias, cuestionarlas o ignorarlas.

La tolerancia y el respeto son fundamentales para el ejercicio del derecho que tratamos.

Si bien la libertad de expresión es esencial para nuestra educación, ya que contribuye a desarrollarnos como personas, acceder a la justicia y disfrutar de todos y cada uno de los derechos fundamentales, no es un derecho absoluto. Posee restricciones. No puedo expresar libremente mi opinión o pensamiento si ello resulta en un daño o perjuicio para el otro.

Es fundamental ser responsable y cuidadoso con las palabras que utilizo, sabiendo que pueden afectar considerablemente al prójimo.

Nuestra boca y las palabras que Dios nos ha dado son una herramienta poderosa. A veces decimos cosas sin pensarlas y éstas quedan en la mente y el corazón de las personas, creando heridas profundas.

Hace un tiempo atrás leí una analogía del uso de nuestra boca con un manual de instrucciones de una sierra eléctrica. La misma decía:

  1. Conozca su herramienta
  2. Mantenga los protectores de seguridad en su lugar
  3. Tenga cuidado cuando la use alrededor de niños
  4. Guárdela cuando no esté en uso
  5. Trabaje con ella dentro de ciertos limites
  6. No la use en una atmósfera explosiva

El libro de Efesios, en su capítulo 4, versículo 29 enuncia…”que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan”.

Es el deseo de Dios que utilicemos nuestras palabras para edificar a otros.

Dios creó el mundo hablando. Con su voz dio vida, sanó enfermos, trajo paz, levantó muertos. El Verbo Encarnado reveló a los hombres su obra redentora hablando y de la misma manera sus apóstoles lo difundieron por todo el mundo.

Pidamos a Dios que nos ayude a expresarnos libremente sin causar daño, a ser de bendición para otros, que de nuestra boca salgan palabras que construyan y sean agradables al corazón. Seamos “artesanos de palabras”, acompañando -como enuncia Fernando en el editorial- con la buena noticia de Cristo resucitado.

Comparte este artículo:

Vistas: 69

0 comentarios

Audioblog ¡Nuevo!
Audio Blogs Challenge Internacional

¡Nuestras palabras cobran vida! Escucha y descarga nuestros artículos en formato audio narrados por sus propios autores.

Categorías
Síguenos en:
Experiencias
Artículos Recientes
Mama Antula, llena de Dios

Mama Antula, llena de Dios

Nos acercamos a una maravillosa mujer, María Antonia de Paz y Figueroa, también conocida como María Antonia de San José, nacida en 1730 en la localidad argentina de Villa Silípica, en la provincia de Santiago del Estero, en el sur de Tucumán. Los pobres y los indios,...

Jesús lloró

Jesús lloró

A veces, puede parecer que nuestra vida “normal” y nuestra vida con Dios son cosas completamente distintas. A veces puede parecer que este Dios del que nos han contado sólo existió en la Biblia y se quedó en el cielo, ausente de nuestros problemas. ¿Cómo puede Dios...

Estamos vivos y vivimos

Estamos vivos y vivimos

Imagen de Brian Merrill en PixabayCada uno ve la vida con los filtros de su historia personal y así se puede comprender tal o cual debilidad de los padres al crecer. Entender cómo vivieron y las relaciones que tuvieron, la etapa histórica y generacional que les tocó...

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Imagen de hosny salah en Pixabay Es Octubre, 17, y la guerra continúa. Han pasado ya once días y el conflicto y las tensiones siguen y escalan. Mucho de lo que escuchamos en los medios son misiles, amenazas, desplazados, gente desaparecida, cifras impresionantes de...

La Congruencia: una forma de ser bastante olvidada

La Congruencia: una forma de ser bastante olvidada

Imagen de StockSnap en Pixabay Si nos detenemos a explorar –para quienes lo somos- nuestro “ser Acompañantes”, muchos expertos como Mearns y Thorne nos hacen referencia a una característica fundamental que no podemos perder de vista: la congruencia. Y en relación a...