La mirada de Dios

por | Sep 25, 2023

Imagen de Ethereaum en Pixabay
Cuando cometemos errores, cuando nos equivocamos, cuando vamos por el camino incorrecto, ¿cómo nos mira Dios?, ¿qué pasa si no cumplimos con las expectativas de cómo un buen cristiano debería ser y caemos en el camino?

Hace unas semanas, el Papa dio un mensaje en la Jornada Mundial de la Juventud que cambió por completo la manera en que me veía a mí misma ante Dios. Siempre, tanto en mi casa como en mi escuela, me habían repetido que Dios me amaba y había dado la vida por mí. Eso lo tenía claro. Sin embargo, pensaba en este amor no como un regalo, sino como una deuda. Pensaba que para ser hija de Dios tenía que merecerlo, tenía que hacer algo grande con mi vida que traspasara todos los límites. Pensaba que para ser santa debía de renunciar a mí misma y a mis planes, debía evitar a toda costa los errores y corregir mis acciones hasta que fueran perfectas. Pensaba que, al equivocarme en cualquier cosa, por pequeña que fuera, la mirada de Dios se volvería dura, decepcionada, triste y abatida. Me dejé guiar por el perfeccionismo muchas veces, creyendo que eso era lo que debía hacer y que Dios me seguiría amando si mis buenas acciones sobrepasaban mis errores. Siempre tuve en mente esta imagen idealizada de mí misma que buscaba alcanzar todos los días y que, por alguna razón, nunca lograba.

 

Entonces, en este mar de exigencias y objetivos absurdos, escuché, por los mismos labios del Papa, una frase que lo cambió todo: “Dios te ama por quien eres, no por quien quisieras ser”. Fueron sólo unos segundos, fue solo un instante en medio de la multitud, pero esas palabras, tan sencillas como son, lo cambiaron todo para mí. Porque, de repente, ya no tenía que buscar esa perfección tan imposible que había puesto en mí misma. Ya no debía seguir golpeándome con cada error porque Dios nunca buscó a ese alguien que tanto trataba de ser. Me buscó a mí, me amó a mí. Y no me amó ni me salvó por esa idea de cómo debía ser. Me amó y me salvó por como soy, con mis aciertos y mis errores.

Cuando Cristo te mira no te ve con juicios o expectativas. No ve sólo el “lado bonito” o la máscara con que a veces te muestras ante los demás. Él ama todo de ti, ama cada pequeño aspecto, cada pequeña virtud o defecto, fortaleza o debilidad. Te ve como una obra de arte que debería ser mostrada en todos los museos del mundo. Te ve como una perla del fondo del mar única e irrepetible, perfecta, a su manera. No te compara con otros, no te deja de amar por equivocarte, no quiere que renuncies a ti mismo para estar con Él. ¡Al contrario! Te hizo por cómo eres por algo, te quiere así tal cual, sin necesidad de máscaras que fingen que estás bien cuando no lo estás, sin mentiras que cubran esas lágrimas que a veces quieres derramar. Dios te ama en todos tus humores, en todas tus situaciones, en todas tus equivocaciones. Dio su vida por ti y con eso me refiero a todo tú, eso que ves en el espejo y que a veces no te das cuenta de que es increíble.

 

Imagen de Alfonso Cerezo en Pixabay

No tengas miedo de ser quien eres o de no llegar a los estándares que en ocasiones nos ponemos a nosotros mismos o a las etiquetas que nos ponen los demás y que creemos que nos dan valor. Cree en ti como Dios cree en ti, porque no fuiste creado al azar, no fuiste un accidente ni algo que salió mal. Eres una pieza de arte creada por el más grande de los artistas. Cada cabello tuyo está contado, cada cualidad tuya fue pensada y diseñada.

Por sólo un segundo, mírate al espejo como Dios te ve. Por un instante, dirige tu mirada hacia Él y verás cómo te ama por cómo eres, no por como quisieras ser, y que esto nunca va a cambiar. Podrás caer, desviarte, equivocarte, fallarle pero, para Él, eso nunca significará dejar de amarte.

Comparte este artículo:

Vistas: 51

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Audioblog ¡Nuevo!
Audio Blogs Challenge Internacional

¡Nuestras palabras cobran vida! Escucha y descarga nuestros artículos en formato audio narrados por sus propios autores.

Categorías
Síguenos en:
Experiencias
Artículos Recientes
Libertad de Expresión

Libertad de Expresión

¿Cuántas veces nos hemos sentido inhibidos de expresar nuestra postura con relación a algún tema en particular? Ya sea por temor a ser juzgados o por vergüenza, muchas veces dejamos de decir. En un mundo en que la libertad de expresión es cada vez más valorada, es...

Mama Antula, llena de Dios

Mama Antula, llena de Dios

Nos acercamos a una maravillosa mujer, María Antonia de Paz y Figueroa, también conocida como María Antonia de San José, nacida en 1730 en la localidad argentina de Villa Silípica, en la provincia de Santiago del Estero, en el sur de Tucumán. Los pobres y los indios,...

Jesús lloró

Jesús lloró

A veces, puede parecer que nuestra vida “normal” y nuestra vida con Dios son cosas completamente distintas. A veces puede parecer que este Dios del que nos han contado sólo existió en la Biblia y se quedó en el cielo, ausente de nuestros problemas. ¿Cómo puede Dios...

Estamos vivos y vivimos

Estamos vivos y vivimos

Imagen de Brian Merrill en PixabayCada uno ve la vida con los filtros de su historia personal y así se puede comprender tal o cual debilidad de los padres al crecer. Entender cómo vivieron y las relaciones que tuvieron, la etapa histórica y generacional que les tocó...

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Imagen de hosny salah en Pixabay Es Octubre, 17, y la guerra continúa. Han pasado ya once días y el conflicto y las tensiones siguen y escalan. Mucho de lo que escuchamos en los medios son misiles, amenazas, desplazados, gente desaparecida, cifras impresionantes de...