Por: Haroldo Requena. 

Brenda sale todas las mañanas muy temprano, recorre un promedio de dos kilómetros en su camioneta a atender su negocio propio, que es un estacionamiento de vehículos.

Siempre al abrir la puerta de su parqueo, como se conoce en estas latitudes a esos estacionamientos, hay un amigo que salta de alegría al solo escuchar el ruido de las llaves que pronto abrirán las puertas, unido a esos saltos y volteretas de regocijo se escuchan los ladridos de alegría, todos emitidos por Fantasma, un perrito que genéticamente es una combinación de varias razas. Lo que le caracteriza son su frondosa barba y sus largas orejas; su pelaje es entre negro, café y gris.

Fantasma

La algarabía de recepción continua hasta que una vez Brenda estaciono su camioneta y se dirige junto con el canino al corredor donde debe pasar el resto del día, ya que de lo contrario mordería a los clientes que visitan el lugar. Ese corredor es amplio, esta provisto una buena parte de techo y Brenda lo visita a cada poco durante el día, para tener amenas charlas, así como provisionarle su alimento, agua, limpiar el lugar, pero sobre todo para retozar. Cuando una persona los observa por primera vez, se sorprende de ver los sincronizado que ambos seres se encuentran.

A Fantasma se le abre la puerta de su corredor, justamente cuando Brenda y su asistente cierra el Parqueo. Ambos se despiden, observando en el perrito una cara de tristeza, agacha sus largas orejas y emite un aullido nostálgico. Pero de inmediato se incorpora, su instinto canino lo hacen cambiar de ánimo y, de inmediato y va a recorrer todos los rincones, sabe que su deber es cuidar el lugar por las noches.

Hace unas semanas Brenda decidió tomarse unos días de vacaciones; por lo que instruyó a su asistente, que le prodigara los cuidados del caso a Fantasma, a lo que el designado asumió con mucho gusto, ya que también es amigo del can.

Brenda no programó ningún viaje, solamente se propuso hacer unos mandados pendientes, como visitar al médico para sus chequeos regulares, ir arreglas unos documentos vencidos, y, así cosas por el estilo.

La segunda mañana de sus días de descanso, se encontraba preparando un omelette para desayunar, de pronto escuchó un ruido muy singular en la puerta del frontispicio de su casa. Al principió no le puso mayor atención, pero ante la insistencia, retiró de la hornilla de su estufa lo que preparaba y se encamino a la puerta, y fue escuchando el gemido de un perro, dudo a cada paso, pensó que su imaginación le hacia suponer que era Fantasma. Y al abrir la puerta, en efecto era Fantasma, que al verla correteo alrededor de Brenda, dando sus brincos y emitiendo un gemido de reclamo.  Brenda se sorprendió y sus sentimientos se confundieron.

Para celebrar el encuentro con su amigo, le sirvió un plato de concentrado y también le llenó un recipiente con agua. El perrito se lanzo a devorar con hambre feroz esa comida y, al verlo su amiga le compartió otro plato. Aunque Brenda estaba feliz, también lo regaño pues había dejado su “trabajo” en el parqueo.

Fantasma 2

Luego de terminar de desayunar, Brenda subió a su amigo a la camioneta y paso al estacionamiento y ella misma lo encaminó al corredor, cual sería otra sorpresa al observar que el plato estaba rebosante de concentrado y el recipiente de agua botado. De inmediato Brenda llamó al asistente y le pregunto de esa situación. El responsable le contó que Fantasma el día anterior pasó dando audios tristes y no quiso comer, apenas si bebió un poco del vital líquido. El asistente no creyó oportuno comunicarle esta situación a ella, por dos motivos, pensó, que era imprudente interrumpirle sus vacaciones y el otro que quizá a Fantasma se le pasaría la tristeza pronto. Pero, también le contó el responsable, que este día al llegar a abrir el negocio, Fantasma había salido bolado como una bala sin dejar rastro.

Brenda lo dejó y se fue a hacer sus mandados. Pero el otro día nuevamente estaba muy de mañana en la puerta de su casa. Así que no tuvo otra opción de compartir sus días de descanso con Fantasma y que al final ambos la pasaron, muy bien.

No me explico, como Fantasma pudo dar con la residencia de Brenda. Bueno hay cosas en este mundo que no tienen lógica y que solo se pueden explicar con el corazón, como este ejemplo de amistad.

Guatemala 30 de junio de 2021.

Comparte esta publicación:

Translate »