Cuatro reflexiones de Adviento: ¿entusiasmo Challenge?

por | Dic 10, 2021

Ya hemos vivido la primera semana del Adviento e iniciando la segunda semana de este tiempo litúrgico te ofrezco esta serie de cuatro reflexiones previas a la Navidad. Comienzo estas líneas con un interrogante y una propuesta:   la de reflexionar a partir del origen de las palabras. A mí me encanta conocer el origen y sentido de los vocablos y hacer con ellos “juegos de palabras”. Compartamos algunas reflexiones sobre lo denomino: ENTUSIASMO CHALLENGE.

Entusiasmo (en-teheos: lleva a Dios dentro). La palabra, que existió en el latín tardío ‘enthusiasmus’, viene del griego ‘ενθουσιασμός’ – enthousiasmos: ‘inspiración divina’, ‘arrebato’, ‘éxtasis’. … Una voz formada de ‘entheos’ o ‘enthous’ (que lleva un dios dentro: ‘en’ + ‘theos’). En la antigua Grecia consideraban que el entusiasmo era producto de la intervención divina, de la presencia de Dios en cada persona que hacía posible que se llenara de alegría por la vida misma, sin necesidad de tener un objetivo concreto. 

Challenge (desafío en inglés). La palabra desafío es el nombre de efecto o resultado del verbo desafiar, una formación romance con des- (inversión de una acción) sobre otro verbo formado por el romance, afiar, con una característica formación en a- (del latín ad-) sobre el verbo fiar.

Entonces ¿Qué es el Entusiasmo Challenge?

El entusiasmo hace extraordinarios (fuera de lo común) a los cristianos ordinarios (algo común, regular y que sucede habitualmente).

Relexion de Adviento

Cada momento de nuestra vida es un desafío: podemos vivir llevando a Dios dentro de nosotros o dejarlo afuera. Yo siento que, desde los primeros meses del 2020 y con la pandemia del COVID-19, cada Challenge me ha ayudado a crecer en entusiasmo.  Un entusiasmo que no es un alocado frenesí irracional, sino una exaltación fervorosa del ánimo ante un Dios que nos cautiva y ama.

Y la pregunta del inicio ¿Entusiasmo Challenge? se transforma en afirmación:

¡ENTUSIASMO CHALLENGE! SÍ ¡ENTUSIASMO CHALLENGE!

Porque cada Peregrinación es un instrumento para que nos llenemos un poco más de Dios o si querés para que nos vaciemos de cosas; para dejar más lugar en nuestras vidas y que Dios entre en ellas. Porque como escuché alguna vez es Dios el que viene a nuestro encuentro.

Dios viene a nuestro encuentro. Este tiempo de Adviento nos invita a que esta frase resuene en nosotros, a que esta espera nos entusiasme y nos permita entusiasmar a otros. Vivir con este entusiasmo, con Dios adentro, nos hace ver y vivir cada momento de la vida con un ánimo renovado.

Recordemos lo que escribió San Pablo en el versículo 13 del capítulo 4 de su Carta a los Filipenses:

“Todo lo puedo en Cristo que me conforta”

¿Te animás a parafrasear a Pablo y decir:

“Todo lo puedo en Cristo que me entusiasma?”

Yo sí que me animo. Porque confortar es dar vigor, espíritu y fuerza a alguien y también animar, alentar y consolar a una persona afligida y estar entusiasmado es llevar a ese Cristo que viene, a ese Jesús al que cantamos:

“El mundo espera tu venida, ven Señor”.

El significado de Filipenses 4:13, «Todo lo puedo en Cristo que me conforta». Con esa afirmación Pablo expresó su convicción de que Cristo era más que suficiente para él. Con Cristo en su vida estaba lleno de gozo, preparado y fortalecido para enfrentar todos los retos y dificultades de la vida y también para vivir en Dios las alegrías y los buenos momentos.

Es por esto que cuando este versículo viene a nuestra mente y afirmamos «Todo lo puedo en Cristo que me entusiasma», debemos preguntarnos lo siguiente: ¿Es Cristo suficiente para mí? ¿Vivo una vida llena de gozo porque le tengo a él en mi vida? ¿Confío en que Cristo me entusiasma y me fortalece para hacer frente a los problemas que se me presentan? ¿Sé que Cristo se alegra con mis alegrías, con mis logros, con mi vida de cada día?

Entonces el primer “gran desafío” de este tiempo de Adviento es:

LLEVAR A DIOS DENTRO DE NOSOTROS

y

ENTUSIASMAR A OTRO A VIVIR EL ADVIENTO JUNTOS

 

Me despido de ustedes con esta canción: “DESPERTEMOS, LLEGA CRISTO”

 

Nuestra próxima reflexión será: 

PEREGRINAR AL PESEBRE DE NUESTRO CORAZÓN 

Martín Palacios Añañós
Buenos Aires, Argentina
Escrito durante la Primera Semana del Adviento 2021

Comparte este artículo:

Vistas: 133

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Audioblog ¡Nuevo!
Audio Blogs Challenge Internacional

¡Nuestras palabras cobran vida! Escucha y descarga nuestros artículos en formato audio narrados por sus propios autores.

Categorías
Síguenos en:
Experiencias
Artículos Recientes
Con rostro de mujer: Mujeres del Antiguo Testamento

Con rostro de mujer: Mujeres del Antiguo Testamento

En mi peregrinar con algunas mujeres del Antiguo Testamento, me regocijo de ver tantas historias hermosas con rostro de mujer y de bellos nombres, que el solo hecho de haber realizado este recorrido junto a cada una de ellas, me da la oportunidad de ver reflejada de...

Libertad de Expresión

Libertad de Expresión

¿Cuántas veces nos hemos sentido inhibidos de expresar nuestra postura con relación a algún tema en particular? Ya sea por temor a ser juzgados o por vergüenza, muchas veces dejamos de decir. En un mundo en que la libertad de expresión es cada vez más valorada, es...

Mama Antula, llena de Dios

Mama Antula, llena de Dios

Nos acercamos a una maravillosa mujer, María Antonia de Paz y Figueroa, también conocida como María Antonia de San José, nacida en 1730 en la localidad argentina de Villa Silípica, en la provincia de Santiago del Estero, en el sur de Tucumán. Los pobres y los indios,...

Jesús lloró

Jesús lloró

A veces, puede parecer que nuestra vida “normal” y nuestra vida con Dios son cosas completamente distintas. A veces puede parecer que este Dios del que nos han contado sólo existió en la Biblia y se quedó en el cielo, ausente de nuestros problemas. ¿Cómo puede Dios...

Estamos vivos y vivimos

Estamos vivos y vivimos

Imagen de Brian Merrill en PixabayCada uno ve la vida con los filtros de su historia personal y así se puede comprender tal o cual debilidad de los padres al crecer. Entender cómo vivieron y las relaciones que tuvieron, la etapa histórica y generacional que les tocó...