Beber de tu humanidad

por | May 8, 2023

Auschwitz Challenge

Hace menos de un mes he tenido la posibilidad de realizar junto a Challenge Internacional, una peregrinación presencial por “Los lugares de Etty Hillesum”. Para quienes me conocen, saben que para mí Etty se ha transformado en una de mis hermanas mayores a nivel espiritual. Poder recorrer “sus lugares” me ha regalado sumergirme en el túnel del tiempo espiritual y vivir a pleno con ella la Comunión de los Santos. 

Estoy en pleno procesamiento interior del viaje realizado… viaje lleno de encuentros, de simbolismo, de interioridad… Y –mientras proceso- puedo vislumbrarme dialogando con Etty entre los barracones de Auschwitz como tantas otras veces en que me invito interiormente a un encuentro con ella. Su vida me habla y me interpela, su sensibilidad me conmueve, su profunda compasión me invita a seguir sus pasos.

Y hoy, mientras en este caminar contemplamos el mismo cielo -que es espejo de la libertad interior que nos habita-, me detengo a beber “de la fuente de su humanidad”. Sí… camino con Etty mientras nos dejamos acariciar por los tibios rayos de un bello sol y, siento que también es “el calor de su propia vida” el que me brinda abrigo, cobijo, amparo…

Me conmueve mirar a la cara a esta chica tan común y tan corriente… con sus luces y sus sombras… con su arremetida y con sus miedos, con sus seguridades y con sus confusiones internas, con una profunda búsqueda interior en un mundo tan hostil, donde ella decide ser signo del amor… Mientras escribo esto brotan en mi corazón imágenes como la de santa Teresita del Niño Jesús y la santa Faz y la de Madre Teresa de Calcuta… grandes mujeres que -de una manera diferente- también fueron signos de amor para el mundo. Pero claro, es más fácil asomarse a sus vidas pues han sido reconocidas institucionalmente con el don de la Santidad…

Etty aparece como una figura despojada, sin “rostro religioso”, sin ningún cobijo “institucional”. Etty es simplemente una muchacha que encuentra dentro de sí al Dios que la habita, entabla un maravilloso vínculo con Él, y este vínculo se convierte en camino de transformación interior y de donación profunda del inmenso amor que va creciendo en ella. Amor que surge como fruto de dejarse amar… Es Dios mismo quien se dona a través de su persona. Dios que es amor, Dios que acoge, cobija, cuida de cada uno…

Etty en su camino de transformación despliega acabadamente las alas de su humanidad. Se dona externamente en aquello en que se va convirtiendo internamente… en amor. En estos tiempos de profundo individualismo, de “sálvese quien pueda”, de desconfianza básica, Etty nos mira desde Westerbork y nos invita a que la acompañemos a recorrer los actuales barracones de los enfermos… nos convoca a preguntarnos qué les ocurre a esas personas que a veces nos maltratan porque sí… nos alerta para que escuchemos qué están necesitando las personas que viven a nuestro alrededor.

Etty es capaz de vaciarse de sus propias necesidades, descentrarse de sí misma y convertirse -como ella misma anhela- en bálsamo y pan partido para los demás. Ella nos estimula a secarnos las lágrimas, a despojarnos de nuestras amarguras y a poder reconocer que el don de la vida está por encima del sufrimiento, que la vida es bella a pesar de todo.

Etty nos convoca a involucrarnos en tantos Westerbork de hoy, con otras formas de sometimiento, postergación y exclusión. Tantos campos a nuestro alrededor que se van haciendo “naturales” y nos anestesian, a pesar de que manifiestan la misma violencia y hay personas que tienen las mismas necesidades de antaño.

Como Etty misma le grita a la humanidad desde su diario, se trata de no sumar ni una gota más de odio a este mundo, se trata de ayudar a Dios en medio de tanta ausencia de humanidad y llenar esos vacíos con lo más genuino que tenemos, llenarlos dejando rebosar el amor que habita en nuestro interior y que nos ha sido dado. Quiere despertarnos para que cambiemos nuestra mirada sobre “los otros” que no son tan ajenos a nosotros mismos como a veces creemos.

La chica que fue aprendiendo poco a poco a arrodillarse en su interior, fue la que fue creciendo en donación y entrega de sí, y es la misma que desde Auschwitz nos invita a no claudicar y a seguir sus pasos. Ojalá podamos no sólo escuchar su propuesta vital, sino sumarnos a construir un mundo con menos diferencias y con más respeto, aceptación, dignidad y comunión. Vale la pena.

Comparte este artículo:

Vistas: 9

7 Comentarios

  1. Nora Baldoni

    Querida Mónica, como siempre me conmueve y emociona la profundidad de tu mirada y espiritualidad; el don maravilloso de expresar lo que sientes con un lenguaje sencillo y claro. Gracias por dejarme interpelar con tus escritos. Un abrazo.

  2. Graciela D'ippolito

    Gracias Mónica-por transmitir en profundidad -el sentimiento de libertad de Etty sustentada en el Amor de Cristo.Tu trabajo y el del equipo Challenge hacen que reviva aquella frase de Etty-..la vida vale la pena…-

  3. maria guadalupe piedra gonzalez

    Gracias Mónica por acercarnos tan nitidamente a una propuesta de amor.

  4. Flor De Aguilera

    ETTY me ayuda a aceptar mi fragilidad y a tener la confianza en el amor De Dios Nuestro Señor por todos y para cada uno de nosotros en especial.
    Gracias por compartir Mónica.

  5. Ligia Morales

    Mónica , Excelente, haces una invitación a hacer camino con esta joven que me ha enseñado el camino a mi interioridad. Gracias

  6. Carmen Llanos

    Gracias. Como siempre que me acerco a Etty me lleva a la radicalidad en el amor, a una entrega total total al bien del hermano.

  7. Yamila Ramos Rangel

    Providencial leer en este momento tus vivencias de la experiencia. Disfruté la profundidad de tu mirada y la invitación a caminar teniendo como guía a esta gran mujer. Gracias por compartir desde muy adentro

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Audioblog ¡Nuevo!
Audio Blogs Challenge Internacional

¡Nuestras palabras cobran vida! Escucha y descarga nuestros artículos en formato audio narrados por sus propios autores.

Categorías
Síguenos en:
Experiencias
Artículos Recientes
Libertad de Expresión

Libertad de Expresión

¿Cuántas veces nos hemos sentido inhibidos de expresar nuestra postura con relación a algún tema en particular? Ya sea por temor a ser juzgados o por vergüenza, muchas veces dejamos de decir. En un mundo en que la libertad de expresión es cada vez más valorada, es...

Mama Antula, llena de Dios

Mama Antula, llena de Dios

Nos acercamos a una maravillosa mujer, María Antonia de Paz y Figueroa, también conocida como María Antonia de San José, nacida en 1730 en la localidad argentina de Villa Silípica, en la provincia de Santiago del Estero, en el sur de Tucumán. Los pobres y los indios,...

Jesús lloró

Jesús lloró

A veces, puede parecer que nuestra vida “normal” y nuestra vida con Dios son cosas completamente distintas. A veces puede parecer que este Dios del que nos han contado sólo existió en la Biblia y se quedó en el cielo, ausente de nuestros problemas. ¿Cómo puede Dios...

Estamos vivos y vivimos

Estamos vivos y vivimos

Imagen de Brian Merrill en PixabayCada uno ve la vida con los filtros de su historia personal y así se puede comprender tal o cual debilidad de los padres al crecer. Entender cómo vivieron y las relaciones que tuvieron, la etapa histórica y generacional que les tocó...

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Conflicto Israel-Palestina: una mirada desde la fe

Imagen de hosny salah en Pixabay Es Octubre, 17, y la guerra continúa. Han pasado ya once días y el conflicto y las tensiones siguen y escalan. Mucho de lo que escuchamos en los medios son misiles, amenazas, desplazados, gente desaparecida, cifras impresionantes de...